martes, 24 de septiembre de 2013

IZQUIERDA UNIDA INICIA UNA CAMPAÑA DE INICIATIVAS PARA RECUPERAR EL SERVICIO DE ABASTECIMIENTO DE AGUA EN MANOS PÚBLICAS.

"En el próximo Pleno se solicitará la convocatoria de la comisión de seguimiento y control del servicio". Desde el año 2005 la empresa Aqualia gestiona el abastecimiento del agua potable en Arafo en sustitución de la empresa Canaragua, por un periodo de 20 años. Sin embargo las condiciones del contrato se han venido incumpliendo de forma reiterada ante la pasividad municipal. Han sido continuos los cortes de agua, la perdida de calidad, la falta de mantenimiento y los sobrecostes de diversas obras para las arcas municipales. A pesar del empeoramiento del servicio la subida del precio para los usuarios desde el año 2006 asciende a una media del 9% anual. Por otro en la ordenanza de abastecimiento se han facilitado los cortes de servicio ante cualquier impago, precisamente ahora donde hay situaciones sociales y familiares de personas mayores, dependientes, de jóvenes familias en paro con menores a cargo. Pero la máxima a aplicar es el beneficio económico de una empresa privada que gestiona el agua en nuestro municipio. Se está produciendo el hecho de suspensión del servicio por la existencia de un recibo sin pagar, a lo que se suma el pago de una penalización denominada “pago de reconexión”. Hasta tal punto llega el afán recaudador por encima de cualquier otra consideración social, que se prevé incluso respecto a la carta de corte que “la comunicación de la suspensión del suministro al abonado, en cuanto deber formal de la entidad suministradora, se considerará efectuada en cualquier caso, aunque no haya llegado a poder de aquél” (art. 18 de la ordenanza de prestación del servicio). Sorprende que no solo hayan subido las tarifas y endurecido la ordenanza, sino que además los presupuestos municipales de este año contemplan una partida de gastos de 750000 euros por la prestación del servicio de agua potable. Partida por la que también preguntaremos en el próximo pleno de octubre. Con la recuperación del servicio en manos públicas se eliminaría el actual beneficio industrial y la especulación con su precio de compra y venta, con lo que se podría reducir sus tarifas, y con la inversión pública destinada se podría mejorar el servicio y las condiciones laborales de los empleados que pasarían a depender de la Corporación Local. Existen motivos sobrados de interés público para fijar un mínimo vital de consumo de agua de forma gratuita. El agua es imprescindible para la vida como lo es el aire y debe existir un mínimo exento de la política de mercado y de la especulación de precios. Este mínimo vital de agua será una de las mociones que propondremos en el próximo pleno en el marco de la estrategia de su recuperación, de la remunicipalización total del agua, proceso este que ya han iniciado muchas ciudades que demuestran que el camino hacia un proveedor público es posible con mejor servicio y más ahorro para las familias. Que el abastecimiento del agua esté en manos pública significa sustituir los valores del beneficio económico de una empresa, por la generalización de un servicio vital básico, por su protección como elemento medioambiental y por la participación ciudadana en la toma de decisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario