lunes, 3 de febrero de 2014

CONTRA LAS ACTUACIONES POLÍTICAS Y ADMINISTRATIVAS TENDENTES A LA UBICACIÓN DE UNA CENTRAL ELÉCTRICA E INSTALACIONES COMPLEMENTARIAS EN EL POLÍGONO INDUSTRIAL DEL VALLE DE GÜÍMAR.

Ante el reciente debate surgido en el municipio de Candelaria sobre la posible ubicación de la subestación eléctrica y la central de ciclo combinado para producción eléctrica con fuel-gas en el polígono industrial del Valle de Güímar, queremos dejar clara nuestra profunda oposición a su instalación en el citado polígono. El Valle de Güímar debe permanecer unido en el rechazo de estas instalaciones, entre otros motivos por la densidad y cercanía de la población a las mismas. Debemos recordar que ya el documento de objetivos y criterios y el Informe de Sostenibilidad Ambiental del Plan General de Arafo, intentó recoger (ficha nº 23, pág. 149 del informe de sostenibilidad ambiental), la posible ubicación de una central eléctrica en el municipio de Arafo. El citado informe señala que el efecto sobre el medioambiente de Arafo es de carácter “severo”, especificando que la afección sobre los ecosistemas marinos, la calidad de la atmósfera por la emisión de gases, el ruido y las vibraciones y la generación de residuos por la emisión de aceites de refrigeración y cenizas será “alto, directo, de carácter continuo, acumulable” y “periódico”. Además en su efecto más negativo como es la emisión de gases y el deterioro de la atmósfera se considera de carácter “irreversible” por que a los humos habrá que añadir las cenizas y partículas sólidas en suspensión. No queremos en nuestro pueblo la subestación ni ninguna otra instalación como preámbulo para albergar una Central térmica. Son varios los estudios publicados sobre los efectos negativos de estas centrales . El ozono troposférico es un problema cuando se provoca un aumento de su concentración por medios artificiales. Al aumentar su concentración, el ozono se convierte en un contaminante que afecta a la salud de las personas. Pero, el ozono no sólo es perjudicial para los ciudadanos, también lo es para el resto de los seres vivos. Por ejemplo, es altamente tóxico para las plantas. Afecta a las paredes celulares, disminuye la actividad fotosintética y perjudica su crecimiento, provocando una disminución de la vegetación natural y de la producción agrícola. La orografía del terreno y la entrada de vientos alisios harían que toda la contaminación generada por la central eléctrica se concentre en una zona de medianías muy poblada y cerrada por las laderas del valle, potenciándose los efectos negativos. Tanto en este caso, como en otros que afectan a la sostenibilidad de la isla, hace falta mayor debate y la búsqueda de alternativas energéticas menos agresivas, junto al replanteamiento del modelo desarrollo que tenemos y al esfuerzo del conjunto de la sociedad para lograr una mayor eficiencia energética. En esta propuesta de rechazo, el pueblo de Arafo debe permanecer unido desde el consenso de todos sus representantes políticos en un asunto de interés general para el municipio y cuyos efectos negativos no solo serán para las actuales generaciones sino también para las futuras. Asimismo apelamos al consenso y a la unidad en una propuesta que se enfrenta a los grandes intereses de la industria eléctrica y de otras Administraciones dispuestas a sacrificar un pequeño municipio y a sus habitantes. El Pleno Municipal de Arafo adopta los siguientes ACUERDOS: Primero.- Rechazar la ubicación de centrales eléctricas e instalaciones complementarias como la subestación en el Valle de Güímar. Segundo.- Dar traslado de la presente moción a la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias. Tercero.- Dar traslado de la presente moción a los municipios de Güímar y Candelaria. Cuarto.- Dar traslado de la presente moción a la entidad Unelco-Endesa y Red Eléctrica Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario