miércoles, 6 de febrero de 2013

IU propone una alternativa sostenible basada en las energías limpias y renovables en el Valle de Güímar

Las Asambleas locales de Candelaria, Arafo y Güímar consideran que el proyecto para la construcción de una nueva línea de alta tensión entre la Central eléctrica de Las Caletillas y Geneto y la instalación de una nueva subestación eléctrica en Las Caletillas, denominada nueva Caletillas, para lo que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ya ha dado el visto bueno, vuelve a cuestionar el desmantelamiento de esta industria recogido en el PGO de Candelaria, en el PIOT y en la Ley de Directrices de Canarias.

El PIOT (Plan Insular de Ordenación de Tenerife) delimita la central térmica como área de expansión urbana, dejando clara la vocación predominante residencial de la zona. Asimismo, se advierte de la incompatibilidad de los usos y edificaciones existentes de la central térmica de Unelco. Según lo anteriormente expuesto y en concordancia con la legislación vigente, las edificaciones y los usos existentes de la central se encuentran en la situación de fuera de Ordenación.

Asimismo, el PGO de Candelaria recoge el desmantelamiento de la central térmica actual de Las Caletillas y destina el suelo que ocupa a otros usos no industriales. Concretamente, en el Artículo 8.7. Plan Especial de Medidas Correctoras de Unelco. 1) Respecto a la producción eléctrica. Se estima un plazo máximo de producción de 8 años a partir de la aprobación definitiva del PGO (17 de Junio de 2007), a cuyo fin se desmantelará la industria (17 de Junio de 2015)

Como ya en su día Izquierda Unida argumentó en las alegaciones presentadas al proyecto de ciclo combinado, tanto la actual central eléctrica como el nuevo proyecto para desdoblar la actual instalación con la construcción de una nueva subestación eléctrica es incompatible con la cercanía de los núcleos de población en el valle de Güímar.

 La zona residencial de Las Caletillas está pegada a la central actual y a los terrenos donde el Ministerio tiene intención de construir la nueva “Caletillas dos”. A 50 metros de las viviendas.

No debemos olvidar que el Valle de Güímar es el menos indicado para albergar una Central térmica. Son varios los estudios publicados sobre los efectos negativos de estas centrales[1]. El ozono troposférico es un problema cuando se provoca un aumento de su concentración por medios artificiales. Al aumentar su concentración, el ozono se convierte en un contaminante que afecta a la salud de las personas. Pero, el ozono no sólo es perjudicial para los ciudadanos, también lo es para el resto de los seres vivos. Por ejemplo, es altamente tóxico para las plantas. Afecta a las paredes celulares, disminuye la actividad fotosintética y perjudica su crecimiento, provocando una disminución de la vegetación natural y de la producción agrícola.

La orografía del terreno y la entrada de vientos alisios harían que toda la contaminación generada por la central eléctrica se concentre en una zona de medianías muy poblada y cerrada por las laderas del valle, potenciándose los efectos negativos.


Por incompatibilidad con la zona residencial y por las afecciones sobre la salud de los residentes en el valle de Güímar, especialmente sobre aquellos que viven en los núcleos más cercanos: Las Caletillas, Igueste, Barranco Hondo, y por las afecciones sobre el suelo que una instalación industrial y la línea de alta tensión de doble circuito que atravesará parte del municipio generarán, Izquierda Unida se opone frontalmente y propone una alternativa sostenible.

Esta alternativa pasaría por la instalación de un parque eólico y solar para la generación de energía eólica, termoeléctrica o fotovoltaica en los 50.000 m2 de suelo propiedad de  Endesa y ubicado entre la central actual y la autopista que podría hacer realidad, junto a la instalación de una central hidroeléctrica, la alternativa de las energías limpias y renovables en nuestro municipio y en la isla.

Precisamente, la primera central de energía eléctrica en el valle fue la hidroeléctrica de Güímar que aprovechaba la caída del agua a través de fuertes desniveles existentes para generarla.

La orografía de nuestro Valle y, especialmente, la orografía de la parte alta de Igueste con fuertes desniveles y grandes caídas que enlazan con el cauce de tres barrancos importantes, Los Mocanes, Los Juncos y Los Porqueros, que llevan sus aguas de lluvia a través del barranco del Fuerte, Los Porqueros, a los pies de la Cuesta de las Tablas, y la vierten al mar junto a la central térmica Las Caletillas convierten esta zona en idónea para la instalación de una planta de producción de energía hidroeléctrica como alternativa a las centrales convencionales.


[1] Efectos contaminantes de las centrales térmicas de Castejón, Navarra 2005. Ecologistas en Acción. https://www.ecologistasenaccion.org/article2911.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario