sábado, 9 de abril de 2016

REESTRUCTURACIÓN DE DEUDAS PARA PERSONAS EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL


El deterioro de la situación económica de los últimos años, con el consiguiente incremento del desempleo, la bajada de salarios, el cierre de negocios - que afecta sobre todo a trabajadores autónomos-, el recorte de ayudas sociales a colectivos sin recursos, la incesante hemorragia de desahucios tanto de vivienda propia como de alquiler, está provocando que una parte cada vez mayor se encuentre en riesgo de exclusión social, sino directamente en exclusión.
Estas personas, generalmente demandantes de ayuda social a su Ayuntamiento, se ven abocadas a quedar excluidas de cualquier tipo de ayuda por encontrarse deudoras de los tributos y tasas del consistorio.
Por otra parte, el riesgo de anotaciones de embargo sobre vivienda habitual como contrapartida a las deudas habidas con el Ayuntamiento, puede impedir llevar a cabo la dación en pago que, en algunos casos, se consigue arrancar con mucho esfuerzo a las entidades bancarias.
Debemos entender que, siendo estas personas deudoras de buena fe, imposibilitadas para hacer frente a sus deudas por su precaria situación económica, deben ser objeto de un tratamiento diferenciado.
La Administración Local tiene la obligación, por el interés general del municipio, de que estas personas puedan estar  al día de sus tributos con un plan de pagos adecuado a sus circunstancias económicas. Por lo que entendemos que la problemática debe ser resuelta mediante una regulación normativa que permita un tratamiento de igualdad para todas las personas que se encuentran en estas circunstancias.
Consideramos urgente que el Ayuntamiento se comprometa a buscar una solución individualizada e inmediata para cada uno de los casos, teniendo en cuenta la naturaleza de las deudas y la situación laboral y familiar.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, sometemos a consideración del Plenos los siguientes acuerdos:

1.- Realizar un estudio individualizado y su valoración por los Servicios Sociales municipales de todos los casos solicitados por los vecinos que, siendo deudores de buena fe, no pueden hacer frente a sus deudas con este Ayuntamiento.
2.- Ofrecer un plan de reestructuración de deuda y un plan de pagos adecuado a las posibilidades de cada caso, dejando sin efecto las anotaciones de embargo sobre la vivienda, así como fraccionar las deudas en periodo voluntario o en ejecutivo, de forma que puedan encontrarse al corriente de sus impuestos.
3.- Crear una línea de ayudas para aquellas familias que no puedan hacer frente al pago de sus impuestos y tasas municipales.
4.- Desarrollar el acuerdo alcanzado y ordenar su inclusión en las Ordenanzas Fiscales correspondientes.
5.- Promover un protocolo de actuación con el Consorcio de Tributos de Tenerife de acuerdo con lo expuesto en el texto de la moción.

En Arafo, a  1 de abril de 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario